Sutil recordatorio.

Cuándo vienes a este mundo, tu trabajo nace contigo. Naces con una misión en particular y el deseo de realizar ese trabajo fue infundido en tu corazón en el momento en que llegaste.

Sólo debes aprender a confiar en lo que sientes, y desconfiar en lo que te dijeron que era la referencia: lo que piensas. Siente más, piensa menos. Se te abrirán puertas. ¿Incertidumbre? Desaparece atreviéndote a dar ese primer paso en el sendero de tus sentimientos. Si esperas a que desaparezca la incertidumbre para actuar, te he de confesar que es precisamente al revés. Hasta que te atrevas a actuar, haces que desaparezca la incertidumbre.

Ningún trabajo tiene sentido sin amor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s