El gran ahorro de hacer el super en línea.

Como muchos domingos, como muchos días, llevo horas y horas escribe y escribe. Hoy específicamente escribiendo apasionadamente de finanzas personales. Pronto te llegará la sorpresa de mi nuevo libro, Paz financiera. Estoy seguro que te va a encantar. He procurado escribir el libro de finanzas personales más amable disponible. Mucha gente ha escrito de finanzas, pero cómo les gusta hacerlo complicado o agresivo. Yo espero que en mi próximo libro encuentres sencillez y amabilidad para un tema de por sí, ya delicado. Y pues, precisamente escribiendo de finanzas, vivo en la congruencia de mejorarlas, encontrando algo que ya te he recomendado muchas veces, hacer el super por Internet. Hoy, muchos supermercados ya tienen su página de Internet y la experiencia de compra cada vez es mejor. ¿Qué ventajas tiene hacer tus compras mensuales por Internet? Respuesta:

  • Ahorro de dinero en importantes cantidades
  • Ahorro de tiempo al no tener que salir de tu casa para hacer tu super
  • Gran mejora en la calidad de vida

 

Hace años, cuando yo no conocía de las ventajas de hacer compras en línea, cada vez que iba al súper para la comida de mi hogar y algunas otras cosas que se me pegaban (solía hacerlo una vez por semana), no salía con menos de 2,800 pesos de gastos; léase 11,200 pesos al mes. ¿En qué gastaba eso? No me preguntes, no es tema de hoy (aquí iría una carita sonrojada por vengüenza). El tema es que cuando empecé a hacer mi super en línea, hoy hasta una app súper amigable tiene Superama (donde suelo hacer mis compras como hoy), el gasto promedio se redujo a 820 pesos, y ya solo comprando tres veces al mes, o sea, 2,460 pesos mensuales. Esto representa cerca del ¡80 % de ahorro! ¿Parece increíble? Lo es, y es verdad. Con esta cantidad de ahorro, ¿no se te haría inteligente cambiar a hacer tu super por Internet? Con todo respeto, la respuesta debería de ser obvia.

Por otro lado… ¡ahorrar en otro recurso natural no renovable!, nuestro tiempo. Por supuesto que cuando paso largas jornadas escribiendo, alrededor de 8 horas al día, me tomo algunos descansos. Hace años, ahí era cuando iba al super, como para despejarme, para luego darme cuenta, primero de lo mucho que gastaba, seguido de que me cortaba la inspiración bastante y me costaba trabajo regresar a escribir. De hecho, cuando uno está concentrado escribiendo, hacer cualquier otra cosa es casi imposible. Hoy, ¡qué maravilla que en un momento de descanso, siguiendo sentado en el mismo lugar de mi escritura, en la misma computadora, sencillamente abro el navegador y hago mi super en menos de 10 minutos! Luego, en menos de cuatro horas, mientras yo sigo escribiendo, alguien toca a mi puerta y me deja el super. ¡Así o más maravillosa esta época que nos tocó vivir… si sabes aprovecharla! ¿Uso mi tarjeta de crédito para pagar? ¡Por supuesto que sí, la digital, una tarjeta ideal para compras por Internet por la seguridad de que su código de verificación cambia cada cinco minutos y así, al hacer la compra en línea, ya no servirá la tarjeta para nada más, nunca. Es decir, seguridad total y absoluta para mis compras en línea. Esto lo he encontrado en el uso de las tarjetas de crédito de BBVA Bancomer. En la app de “Wallet” puedes transformar tu tarjeta en una digital con esa seguridad de cambio constante del código de seguridad. Y además, si todas las tarjetas BBVA Bancomer te dan recompensas con sus “Puntos bancomer”, al usar la tarjeta digital, ¡te duplican el beneficio! Por ejemplo, si usas una tarjeta “Oro”, te dan el 12 % de tu compra en puntos (mismos con los cuales luego puedes hacer otra compras, logrando comprar “gratis” muchas otras cosas o pagar desayunos o comidas). Pero si esa misma tarjeta Oro la conviertes en digital para una compra en línea, la digital te da 24 % de puntos. Esto es muchísimo para recompensas de una tarjeta. ¿Te estoy hablando en chino en estas ventajas? Eso suele pasar por no saber. La ignorancia hace que uno se pierda de muchos beneficios. ¿Miedo a usar estas “cosas del demonio”? Se confirma: el origen del miedo es la ignorancia.

¿Quieres dejar de tener miedo y aprovechar muchos beneficios? Tienes que adquirir conocimiento. Sácate de la cabeza ideas como:

  • No me gusta usar tarjetas
  • Yo prefiero ir al super porque así hasta me paseo
  • Internet es cosa del diablo
  • Yo no le sé a eso de la tecnología
  • Yo ni le entiendo ni sé que es eso de las “apps”

¡Habla con alguien que sepa y te invite a mejorar!

¡No sabes cuánto dinero pierdes por no saber! La ignorancia es cara, carísima. Más cara que lo que sea que cueste aprender.

Uso otra tienda para comprar productos de primera necesidad que no sean comida, de esas cosas que uno necesita comprar todos los meses. ¡Qué impresión de que en este club de compras en línea, además me devuelven dinero todos los meses como bonos de lealtad por comprar ahí! Mismo dinero que uso al mes siguiente para adquirir productos pero ahora gratis. ¿Sabías que esto existe? ¿No? ¡Y qué esperas para saber y aprovecharte del privilegio que genera el conocimiento? (Haz clic aquí si deseas conocer).

Ayer, mientras estaba escribiendo también, tuve un antojo de jugo de zanahoria que tiene tantísimos beneficios para la salud, hoy cada vez más recomendado hasta por mi amigo y colega, el Dr. Ludwig Johnson, como prevención de cáncer. ¿Suena exagerado? Mejor investiga. No podía salir a comprarlo, estaba muy concentrado escribiendo. En un breve descanso de mi escritura, tomé mi iPhone, abrí la aplicación de “Rappi” y en menos de 20 minutos estaba mi jugo de zanahoria en mi escritorio. Lo disfruté mientras seguía escribiendo.

Mi ArizaTip de hoy: de lo que realmente necesites comprar mes tras mes, de esas compras mensuales forzosas de la vida cotidiana, debes saber que hay nuevas formas de hacerlas que te generan grandes ahorros y beneficios. Aprende a usar más Internet para estas compras. No mantengas tu ignorancia. Date y dales una mejor calidad de vida a tu familia y las personas que amas. Ahorra el dinero que dejas de gastar comprando como se compraba el siglo pasado. Verás que esos ahorros, con el paso del tiempo, se van convirtiendo en bendiciones para otros objetivos.

¡Disfruta de la época que nos está tocando vivir!

–Alejandro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s