Origen

 

¡Qué extraordinaria novela! La leí en tan solo tres días… no podía parar, como siempre pasa con las novelas de Dan Brown. ArizaTip: ¡te recomiendo amplísimamente reflexionar este mensaje!, es decir, leer la novela. Para el entendido, encontrará un gran mensaje en ella. Al más puro estilo de Dan Brown, se maquilla con “novela” un mensaje real y de gran trascendencia actual.

Si algo disfruto inmensamente es leer. Si algo gozo enormemente es estar solo. Y algo que genera enorme placer es estar de vacaciones. Y si a esto le aderezas la inteligente decisión de desconectarte total y absolutamente de todas las redes sociales durante tus vacaciones… yo así entré al paraíso. Eso fue precisamente lo que hice hace unos días. Creo que me diseñé las mejores vacaciones de mi vida entera. Encontré un lugar paradisíaco en las cosas del Pacífico de México y donde jamás entró bien la cobertura del celular. ¡Perfecto! ¿Internet? Fallaba hasta la del hotel… mejor ni usarlo. Nunca pensé poder pasar, no uno, no dos, sino casi cinco días totalmente desconcetado de las redes sociales. Y no pasó nada… nada malo. ¡Todo en paz y descubres que nadie te extraña ni te necesita en redes… ni uno tampoco, a nadie! ¡De verdad, de corazón, atrévete a desconcetarte totalmente y ahí, te conectarás por entero a la naturaleza… incluso a la tuya propia! Pues así me la pasé yo. Y en ese contexto… me llevé este libro, Origen, de Dan Brown. ¡Qué manera de gozar una lectura! A momentos en la playa, otros muchos espacios en un exquisito camastro en la alberca, con mi bebida preferida, e hiper concentrado en la lectura. El tiempo desapareció. En un compas, a momentos me metía a disfrutar de la alberca, luego leía, luego me iba a comer, también hiper concentrado en la exquisites de los alimentos, me iba a una sala con aromaterapia a seguir leyendo y luego salía a concentrarme en la magia de una hermosísima puesta de sol. Cuando leía algo de tremendo impacto para mí, me metía al jacuzzi sencillamente a pensar y a pensar y a pensar, al fin, el hotel casi entero estaba sólo para mí y había un divino jacuzzi exterior. Este es otro de los placeres de poder llevar una vida donde no dependes de ningún calendario para decidir irte de vacaciones cuando tú quieras y más convenga, cuando haya menos gente.

Una ironía fue que en plena y total paz que da conectarte exclusivamente a la belleza del mundo real, fue que leía una novela donde se dramatiza hasta qué punto puede llevarnos esta era digital. ¡Qué ironia de verdad –a momentos, amenzante ironía–! Me encantaría comentar aquí de mis profundas cavilaciones al respecto, y más luego de haber casi memorizado pasajes de esa extraordinaria obra, pero no quiero crearte aquí un “spoiler”. Te repito: lee esta novela, por favor. Hay una gran lección de vida aquí. Y algo que me encanta –incluso es el estilo de mis conferencias– mientras aprendes conceptos de gran profundidad y trascendencia, al mismo tiempo es atractivamente entretenida. Esa es una combinación fantástica.

Hoy me di a la tareja de investigar un poco acerca de cómo se inspiró Dan Brown para hacer esta obra y encontré un breve video que podás ver haciendo clic aquí. Te hará más sentido luego de leer la obra. ¡Hay tantas revelaciones hasta vocacionales en este breve video! Me fascinó.

Disfruta la dicha del contacto humano. Disfruta poder amar a alguien… o ya de perdida quererle mucho. Disfruta amarte intensamente a ti mismo –esto se manifestará en el estilo de vida que lleves y con quién decides convivir–. Disfruta poner orden en tu vida para diseñar unas vacaciones al estilo que a ti más te plazca y tener todo absolutamente pagado incluso desde antes de irte. Disfruta la paz que te da tu inteligencia para el dinero (un anuncio de mi más reciente libro no puede faltar… además de ser origen de este estilo de vida y que comparto con amor a todos mis lectores, haciendo clic aquí descubres el cómo). Disfruta el rarísimo y exclusivisimo e indescriptible placer de poder concentrarte. Disfruta esta maravillosa y temporal experiencia de ser humano.

¡Emoción por existir!

–Alejandro Ariza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s