Diecisiete maneras de comer un mango.

¡Qué maravillosa manera de iniciar mi lectura de mi 2022! Leyendo, releyendo, un maravilloso librito, un “diario”, que calculo haber leído hace 20 años, el exquisito Diecisiete maneras de comer un mango. Y para colmo, leerlo luego de volver a ver la película “Soul”. ¡Qué divinos mensajes y señales tan claras recibí hoy!

Hay paz y belleza en lo simple que uno puede elegir para vivir la vida. Hoy Katchumo me volvió a recordar grandiosas lecciones de vida. Amo como al fin decidí vivir.

Éste es un libro que lo puedes leer en su totalidad en menos de 90 minutos, cuando mucho, o por lo menos como leo hoy. No recuerdo si eso tardé hace 20 años. No sé si se siga editado este libro, pero hoy festejo que sea de los pocos libros de papel que decidí conservar. Date a la tarea de buscarlo. Es un tesoro.

Deja de preocuparte por siempre querer llegar y estar en el lugar llamado “Cualquier lugar menos este”. Deja de obsesionarte como la gente de los números. Aprende de la manera en que disfruta un niño. No temas a la transición y comprueba cómo la sal de nuestras lágrimas pueden resaltar aún más la dulzura. Sé fiel a tu manera. Esto te dejo aquí como ArizaTips, entre tantas maravillas que me han unido al autor desde hace años, el músico Joshua Kadison, pero eso será motivo de columna o podcast futuro… quizá.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s